La Comisión de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU. aprueba un proyecto de ley para prohibir que las delegaciones asistan a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing

0
88
Los cinco anillos olímpicos (Fuente: AP Photo)

En un esfuerzo bipartidista para contrarrestar al gobierno del PCCH, el Senado de Estados Unidos aprobó el 21 de abril por abrumadora mayoría la «Ley de Competencia Estratégica 2021», que incluye una enmienda del senador republicano Mitt Romney para prohibir que Estados Unidos envíe una delegación gubernamental a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing, imponiendo un boicot diplomático.

Romney dijo que la enmienda exigiría a la administración de Biden que dejara de enviar delegaciones gubernamentales a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing para contrarrestar su crimen de genocidio, calificando de «impactante e indignante» que se permita a un país organizar los Juegos Olímpicos mientras comete un genocidio.

La enmienda que prohíbe a la delegación estadounidense asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, es una de las docenas de enmiendas a la Ley de Competencia Estratégica 2021, una disposición afirmada por la Comisión de Libertad Religiosa de Estados Unidos.

En un informe publicado el miércoles, la Comisión de Libertad Religiosa de Estados Unidos dijo que la administración Biden no debería enviar funcionarios a los Juegos de Invierno de Beijing, como una confrontación con su crimen de genocidio. En su informe anual, el grupo animó a Washington a seguir sancionando a las agencias del gobierno comunista chino y a los individuos que participan en la supresión de los derechos humanos y pidió al gobierno estadounidense que expresara públicamente su boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing.

La Ley de Competencia Estratégica 2021 fue aprobada por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado con un apoyo de 21 a 1 y luego será enviada a los 100 miembros del Senado para su consideración. El proyecto de Ley refuerza los esfuerzos bipartidistas contra el PCCH, incluso en los ámbitos de la política, la diplomacia, la economía, la innovación, los asuntos militares y la infiltración cultural en el extranjero. Pide que se promuevan los valores humanitarios y democráticos, las sanciones contra Beijing por el genocidio en Xinjiang y el apoyo al proceso democrático en Hong Kong. El gobierno de Estados Unidos debería debatir públicamente y emitir sanciones contra el PCCH, por el trabajo forzado, anticoncepción forzada y otros comportamientos inhumanos.

El proyecto de ley aboga por «priorizar las inversiones militares necesarias para alcanzar los objetivos políticos de Estados Unidos en la región Indo-Pacífico». Apoya un aumento significativo de la financiación relacionada con la seguridad en la región, así como una relación más estrecha con Taiwán, y pide más privilegios para los diplomáticos taiwaneses.

Además, el proyecto de ley pide que se amplíe el Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS), encargado de revisar las transacciones financieras para detectar posibles riesgos para la seguridad nacional. El proyecto de ley también exigiría al CFIUS que revise la aceptación de subvenciones y contratos chinos por parte de las universidades estadounidenses para excluir su posible infiltración en las mismas.

El nuevo proyecto de ley es una parte importante de la legislación en la que el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer y miembros clave del Congreso de ambos partidos han estado trabajando desde febrero para contrarrestar la amenaza del PCCH.

Editor: Zhang Lily
Reportero: Ling Shan,
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios