“La política de cero caso no puede impedir que ómicron entre en China”, Zhang Wenhong vuelve a decir la verdad

0
475
ómicron, una variante del virus del PCCh, va en aumento. El PCCh se adhirió a una política de "cero caso", pero no puede detener la invasión y el primer caso de ómicron se registró en Tianjin el 13 de diciembre. Diagrama del virus. (pixabay)

El PCCh insiste hasta ahora en una política «cero caso», pero no puede detener la invasión del virus variante. El primer caso de la variante ómicron se notificó el 13 de diciembre en Tianjin. El virólogo chino Zhang Wenhong advirtió que ómicron es muy difícil de tratar. La política «cero» del PCCh no es más que un eslogan político y siempre es el pueblo chino el que sufre cuando no se enfrenta a la realidad de sus acciones.

El 13 de diciembre el «Diario del Pueblo» medio oficial del PCCh, informó que el Mando Municipal de Prevención y Control de Epidemias de Tianjin había detectado ómicron, una cepa mutante del virus del PCCh comúnmente conocida como Nuevo Coronavirus en personas que entraron al país el 9 de diciembre, los infectados fueron puestos en cuarentena.

Se trata de la primera notificación oficial de una cepa de ómicron, es difícil para el mundo exterior conocer el verdadero alcance de la epidemia en la China continental ya que las autoridades comunistas lo ocultaron sistemáticamente.

Zhang Wenhong predice que ómicron será muy difícil de tratar

En su intervención en el Foro Científico de la Gran Área de la Bahía el 12 de diciembre, el experto chino en enfermedades infecciosas Zhang Wenhong dijo que hay tres posibles escenarios futuros de transmisión de ómicron: la mejor situación es que sea débilmente virulenta y sólo se extienda en Sudáfrica; la situación aceptable es que se transmita fuertemente y sea virulenta pero los refuerzos de la vacuna sean eficaces contra ella; por último, la situación más grave es que se transmita fuertemente y sea virulenta y los refuerzos de la vacuna sean ineficaces contra ella. «Entonces hay que reexaminar la estrategia de las vacunas y reforzar la prevención y el control».

«Muchos animales en la naturaleza empezaron a portar el nuevo coronavirus, lo que significa que la epidemia está empezando a profundizar cada vez más y hemos perdido la oportunidad de eliminar el virus por completo desde el principio», dijo Zhang Wenhong.

Zhang Wenhong advirtió que ómicron es muy difícil de tratar y hay tantos puntos de mutación en el virus que podría tener consecuencias mutacionales más graves.

El día 12 Gao Fu, director de los CDC y Zhong Nanshan, académico del PCCh de China, hicieron una petición al pueblo chino en el foro para que se vacunara y así poder hacer frente al brote. Zhong Nanshan afirmó que el gobierno debe intensificar la vacunación de las personas mayores de 65 años e incluso mayores de 80. Al día siguiente, las autoridades informaron del descubrimiento del primer caso de ómicron.

La propuesta de Zhang Wenhong de «convivir con el virus» fue recibida con violentos ataques en Internet

Zhang Wenhong fue elogiado por la opinión pública el año pasado por poner a los miembros del PCCh de su departamento en primera línea durante las primeras fases de la epidemia en China, diciendo que «no se puede intimidar a los que escuchan». También era querido por el público por su lenguaje humorístico, fácil de entender sobre la ciencia y sus palabras de oro en las entrevistas con los medios de comunicación.

En las primeras horas del 29 de julio de este año, Zhang Wenhong publicó a través de Weibo que «la mayoría de los virólogos del mundo están de acuerdo en que el Nuevo Coronavirus es un virus residente y el mundo tiene que aprender a vivir con él» y «lo que hemos pasado no es lo más duro, pero lo más duro requiere la sabiduría de vivir con el virus durante mucho tiempo».

La afirmación de Zhang Wenhong de «vivir con el virus» suscitó un debate público. Posteriormente, el ex ministro del PCCh de Sanidad, Gao Qiang, criticó a Zhang Wenhong a través del medio de comunicación oficial Diario del Pueblo, sin nombrarlo, bajo el título «La coexistencia con los virus nunca es factible» elevando la discusión a la plataforma de los medios de comunicación oficial y Zhang Wenhong fue entonces atacado violentamente en Internet.

Médicos chinos profesionales de la ciencia y algunos internautas pidieron apoyo y protección para Zhang Wenhong, con la esperanza de proteger la voz de los médicos chinos.

Desde el estallido de la epidemia, las autoridades del PCCh adoptaron una política de «cero caso» pero la epidemia en China vuelve a resurgir.

Según la Comisión Nacional de Construcción Sanitaria del PCCh, entre las 00:00 y las 24:00 horas del 12 de diciembre se registraron 101 nuevos casos confirmados en 31 provincias chinas, regiones autónomas, municipios directamente dependientes del Gobierno Central y el Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang. Esto se compara con los 75 casos del día anterior.

La política de «reducción a cero» del PCCh no puede detener a ómicron

Ómicron se descubrió por primera vez en Sudáfrica y el número de infecciones en ese país aumentó considerablemente, extendiéndose al menos a 60 países. Expertos japoneses publicaron el día 8 un estudio en el que se afirma que ómicron es 4,2 veces más contagioso que Delta.

El Reino Unido dijo el día 13 que la variante ómicron se está extendiendo a un «ritmo alarmante» y que ahora representa alrededor del 40% de las infecciones en Londres, e informó de la primera muerte confirmada por ómicron, la primera en el mundo.

Ante la furiosa variante de ómicron, se ha vuelto a cuestionar si la política «cero caso» de China puede detener el brote. Sólo unos pocos países como China siguen adhiriéndose a la estrategia «cero caso», mientras que la mayoría de los países han adoptado una estrategia de «convivir con el virus».

Yang Jinxia, profesor de biología en el Manhattanville College del estado de Nueva York, declaró a Radio Free Asia: «A corto plazo, China puede tener la epidemia bajo control pero no puede haber continuidad [en la reducción a cero] no se puede estar entrando y saliendo para siempre, no es sostenible».

Las autoridades del PCCh adoptaron una política de «reducción a cero» para impedir estrictamente la llamada «importación en el extranjero». Desde agosto, el PCCh dejó de expedir casi por completo nuevos pasaportes y exige que los viajeros que llegan desde fuera del país estén en cuarentena entre 14 a 28 días y que los viajeros sean sometidos a múltiples pruebas al mismo tiempo.

Cuando se detecta un brote en China, el gobierno adopta ahora medidas draconianas como el cierre de ciudades y comunidades, el bloqueo del tráfico, el cierre de tiendas y la realización de pruebas a todo el personal. Sin embargo, la epidemia sigue aumentando en China en muchas provincias como Zhejiang, Jiangsu, Shanghai, Guangdong, Mongolia Interior y Heilongjiang.

El PCCh siempre ha encubierto la epidemia y las cifras comunicadas suelen ser sólo la punta del iceberg. Los expertos creen que la política «cero caso» es sólo un eslogan político y un proyecto superficial, un «cero caso» político pero no un «cero» en la realidad. Las autoridades del PCCh son incapaces de enfrentarse a la realidad de sus actos y siempre es el pueblo chino el que sufre.

Editor: Lin Li

Reportero: Tang Xin

https://m.soundofhope.org/post/575153

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios