Lo Kwun-chung habla en la Cumbre Mundial de la Democracia, animando a los hongkoneses a «perseverar para poder ver la esperanza»

0
214
En su intervención en la Cumbre Mundial sobre la Democracia, el 10 de octubre, el ex legislador hongkonés en el exilio Lo Kwun Chung animó a los hongkoneses a perseverar para poder ver la esperanza. (Captura de pantalla del vídeo)

La Cumbre Mundial de la Democracia, organizada por Estados Unidos, se celebró durante dos días seguidos. El ex legislador exiliado de Hong Kong, Lo Kwun Chung, habló a las 20:30 horas de Beijing hoy (10 de diciembre). En su discurso, el Sr. Lo, citó la situación de Hong Kong como ejemplo, diciendo que la democracia mundial está enfrentando una crisis debido a la infiltración del PCCh y la libertad está en juego. Destacó la necesidad de que los políticos y los líderes de la sociedad civil trabajen juntos para lograr un cambio significativo. Concluyó en cantonés, animando a los hongkoneses a «primero perseverar hasta llegar a la esperanza».

El discurso de hoy de Lo Kwun, ha sido uno de los «dos comentarios entre sesiones» de la conferencia. Además de él, el otro orador fue el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

En un post de Facebook anterior, el Sr. Lo Kwun dijo que su invitación a hablar «es un testimonio de  importancia que la comunidad internacional concede a la voz de Hong Kong y ve el ejemplo del declive de Hong Kong como una llamada de atención al mundo libre».

El discurso duró unos tres minutos y lo que sigue es una traducción del mismo.

«Hola a todos, soy Lo Kwun Chung, fui el miembro más joven del Consejo Legislativo de Hong Kong. Sin embargo, bajo la represión del PCCh, mi escaño en el Consejo Legislativo fue anulado y mi libertad fue arrebatada en 2017 porque fui condenado a prisión por participar en una manifestación pacífica».

«Para reprimir otra ola de manifestaciones, Beijing aplicó la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong en el verano de 2020, destruyendo la sociedad civil hongkonesa. Me incluyeron en una lista de búsqueda por ‘secesión’ y tuve que exiliarme en el Reino Unido. Debo cortar el contacto con mi familia para no ponerlos en peligro. En el momento de mi intervención, la mayoría de mis amigos cercanos del campo prodemocrático con los que había trabajado en Hong Kong, como Wong Chi-fung, Tai Yiu-ting y Lai Chi-ying, estaban encarcelados y enfrentaban la pena máxima de cadena perpetua».

«Mi experiencia pone de relieve un ejemplo de cómo Hong Kong, antes conocida como la ciudad más libre de Asia, se hundió en una metrópolis policial autoritaria bajo nuestra mirada. He experimentado estas transformaciones de primera mano».

«Para mí, el flujo y reflujo de la democracia no es una teoría abstracta, sino una historia personal y dolorosa. Y soy muy consciente de que la historia de Hong Kong no es un caso aislado en el contexto de los crímenes contra la humanidad de Beijing. Millones de uigures están encarcelados en campos de concentración, los tibetanos siguen sufriendo la represión diaria y los taiwaneses se despiertan a diario con la amenaza de una invasión repentina y forzosa. El PCCh ya se ha infiltrado en nuestro sistema por todas partes, desde los mercados financieros internacionales hasta la industria del entretenimiento. Por desgracia, el mundo libre carece de la voluntad de integrarse contra estas infiltraciones».

«En todo el mundo, vemos que la democracia está en crisis, que nuestra libertad está en juego, que nuestras instituciones están perdiendo su capacidad de convencer a la gente de que el sistema internacional de libertad prevalecerá. Debemos cambiar, debemos actuar para demostrar que podemos ser mejores. Es hora de garantizar que la política democrática impulsa el rendimiento, refuerza los vínculos entre los países que comparten valores comunes y mejora las organizaciones internacionales para que puedan cumplir su propósito y sus compromisos».

«Durante mucho tiempo, la comunidad internacional ha acogido el ascenso del PCCh sin poner en marcha mecanismos para frenarlo. Por eso los políticos y los líderes de la sociedad civil deben trabajar juntos. Tenemos que utilizar todos nuestros recursos para garantizar que la reactivación de la democracia sea nuestra máxima prioridad. Tal vez algunos teman ofender al Secretario General Xi Jinping, tal vez algunos no quieran renunciar al mercado chino, tal vez algunos no se enfrenten a la amenaza que supone el PCCh para los valores democráticos. Es así como estamos fallando. Y es precisamente por eso que debemos cambiar».

«No estamos persistiendo porque vimos la esperanza primero, sino que estamos persistiendo para poder ver la esperanza. Vamos, gente de Hong Kong».

«La Cumbre Mundial sobre la Democracia, presidida por el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se celebró en línea durante dos días, del 9 al 10 de diciembre. La conferencia se centró en tres grandes temas, como la lucha contra el autoritarismo, la lucha contra la corrupción y el fomento del respeto a los derechos humanos. Asisten líderes gubernamentales, de las sociedades civiles y empresariales de 110 países, pero China y Rusia están excluidas.

Además de intervenir hoy, el Sr. Lo ha participado en dos actos paralelos organizados por grupos cívicos; uno de ellos, es reconstruir el impulso democrático, donde habló con el senador estadounidense Ben Sasse, partidario desde hace tiempo de los asuntos de Hong Kong, sobre las dificultades del movimiento democrático y de cómo las democracias pueden ayudar a las zonas que están siendo erosionadas por el autoritarismo. El día 13, por invitación del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, hablará con líderes de derechos civiles de Birmania, Bielorrusia, Toruganda y Cuba.

Los medios de propaganda del PCCh y los funcionarios del gobierno de Hong Kong llevan días criticando la Cumbre Mundial de la Democracia de Estados Unidos y altos funcionarios del gobierno de Hong Kong han atacado a Lo Kwun Chung por ser un «traicionero» y un «traidor al país».

En respuesta, Lo Kwun Chung respondió en un post de Facebook diciendo: «La mejor respuesta para enfrentarme a los hooligans es centrarme en el trabajo de mi propia iniciativa» y «no voy a ceder a esa intimidación».

Editor: Lin Li
Reportero: Cheng Yan
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios