Los jefes de Estado de Estados Unidos, Japón, India y Australia intensifican su diálogo sobre seguridad.

0
137
El Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se reunió hoy (6 de octubre de 2020) con el Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi ambas partes acordaron "fortalecer la alianza entre Japón y EE.UU.", en la foto del lugar de la reunión entre Pompeo y Toshimitsu Motegi . (Foto / Toshimitsu Motegui Twitter)

El 12 de marzo, se celebrara una video cumbre entre los jefes de Estados Unidos, Japón, India y Australia, miembros de la Quad (alianza de cuatros países), puso de manifiesto que la administración Biden continúa con la estrategia Indo-Pacífica de la administración Trump.

La aproximación cada vez más agresiva de Beijing a la región del Indo-Pacífico, creando enemigos por todos lados, ha provocado una escalada del diálogo entre la Quad, con la asistencia de los jefes de los países miembros a la reunión por primera vez desde que se estableció el diálogo.

Los jefes de los miembros de la alianza de cuatro países asisten por primera vez al Diálogo Cuadripartita

Una fuente japonesa dijo a la CNN el 9 de marzo que la Cuadripartita va a celebrar una video cumbre este viernes (12 de marzo) con el presidente estadounidense en funciones, Joe Biden, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, el primer ministro indio, Narendra Damodardas Modi , y el primer ministro australiano, Scott Morrison.

Según el informe, la presencia de los cuatro jefes de Estado en el diálogo cuadrilateral es la primera de la historia, ya que los cuatro países han comprobado que las tensiones con Beijing están aumentando mucho en diferentes temas en cada país.

“La Cuadrilateral está en el centro del pensamiento de Estados Unidos y del nuestro sobre la región» dijo el Primer Ministro australiano Morrison en una conferencia de prensa la semana pasada.

Y añadió: «El sello de la interacción Indo-Pacífico, no va a ser una gran burocracia con una gran secretaría o algo así. Se trata de que los líderes de los cuatro países trabajen juntos de forma constructiva por la paz, la prosperidad, la estabilidad de la región Indo-Pacífica, eso beneficia a todos los miembros de la región Indo-Pacífica».

La Administración Trump refuerza el mecanismo de diálogo cuadrilateral

El Diálogo de Seguridad de la Cuadrilateral (Alianza) o Diálogo Cuatripartito comenzó en 2007 como un foro estratégico informal de Estados Unidos, Japón, India y Australia, con cumbres semi regulares e intercambios de información, como contrapeso a la hegemonía mundial del PCCH. Sin embargo, el concepto se diluyó poco después.

No fue hasta 2017 cuando la administración Trump comenzó a reforzar el mecanismo de diálogo cuadripartito. Cuando el entonces Secretario de Estado Mike Pompeo asistió al Diálogo Cuadripartito el pasado mes de octubre, dijo que la Alianza Cuadripartita no se estableció para el multilateralismo, sino para proteger a los pueblos de los cuatro países y a los países asociados de la explotación, la corrupción y la coacción de la autoridad del PCCH.

Pompeo también propuso incluir en las conversaciones la respuesta conjunta del Cuarteto a la pandemia y la reconstrucción de las economías de los cuatro países. «Estados Unidos está con cada uno de ustedes mientras trabajamos juntos para derrotar esta terrible pandemia y reconstruir nuestras economías», prometió.

Beijing se ha comprometido a proporcionar al menos 463 millones de dosis de la vacuna contra el virus PCCH a países de Asia, África, Europa y América Latina a través de exportaciones y donaciones, informó el (9 de marzo) la Voz de América.

Dos fuentes del gobierno indio revelaron que la India ha instado a sus socios de la «alianza cuadrilateral», Estados Unidos, Japón y Australia, a invertir en la producción de vacunas en la India, para proporcionar ayuda a los países asiáticos y al mundo, con vacunas contra el virus del PCCH (COVID-19) para contrarrestar la politización de la atención sanitaria por parte del PCCH usando (diplomacia de vacuna).

«Los cuatro países están discutiendo ahora el suministro de la vacuna contra COVID-19 a los países asiáticos y a todo el mundo para contrarrestar la diplomacia de la vacuna de la atención sanitaria por parte del PCCH”.

La Administración Biden continúa con la estrategia Indo-Pacífica de la Administración Trump

El 27 de septiembre del año pasado, el Washington Times informó de que el entonces vicesecretario de Estado estadounidense, Stephen Biegun, sugirió que Estados Unidos considerara formalmente una alianza al estilo de la OTAN con los países de Asia-Pacífico, para unir fuerzas contra el PCCH. Biegun también dijo que si Trump gana la reelección, una alianza al estilo de la OTAN en Asia, se haría realidad en su segundo mandato.

El asesor de seguridad nacional de Biden, Sullivan, elogió a la administración Trump a finales de enero por renovar la alianza de cuatro países y dijo que la nueva administración «mantendría y desarrollaría ese formato».

Beijing lanzó una advertencia al gobierno de Biden a través de sus medios de comunicaciones oficiales, afirmando que cualquier continuación de la alianza de cuatro naciones sería un «grave error estratégico» y que los intentos de limitar la influencia de Beijing correrían el riesgo de una «grave confrontación estratégica», entre otras cosas.

El Secretario de Estado de la administración Biden, John Blinken, calificó este mes la relación de Estados Unidos con Beijing como «la mayor prueba geopolítica del siglo XXI». Afirmó que era necesario adoptar una postura firme con los aliados y socios en el trato con el PCCH.

«China es el único país con el poder económico, diplomático, militar y tecnológico para plantear un serio desafío a un orden internacional estable y abierto a todas las normas, valores e interrelaciones que queremos que beneficien al mundo», dijo Blinken.

El PCCH crea enemigos por todos lados

Las relaciones entre Beijing y Nueva Delhi se han enfriado se han producido roces comerciales y tecnológicos, desde junio del año pasado, cuando soldados del PCCH provocaron problemas en la frontera entre India y China, mientras ambas partes se enfrentaban militarmente, con bajas en ambos bandos tras una batalla física.

El PCCH también ha sido provocador con Japón. A finales de octubre del año pasado, dos buques chinos de vigilancia marítima permanecieron en las aguas territoriales alrededor de las islas Senkaku durante 57 horas y 39 minutos, batiendo cualquier récord anterior.

En febrero, el PCCH también introdujo una ley de policía marítima que permite a las fuerzas de policía marítima, utilizar armas contra los barcos extranjeros, tras lo cual un barco de la policía marítima china equipado con un arma de ametralladora similar intentó acercarse a un barco pesquero japonés.

En Australia, donde la comunidad internacional ha estado mediando en las reclamaciones a Beijing por los daños causados por el virus del PCCH, criticando duramente al PCCH por las violaciones de los derechos humanos, las autoridades chinas han tomado represalias deteniendo la importación de carbón de Australia, considerado el sustento de la economía del país, lo que ha provocado un fuerte deterioro de las relaciones entre Australia y China.

Desde que la administración Biden asumió su cargo, Beijing ha acosado frecuentemente a Taiwán, está a punto de invadir el país por la fuerza. Estados Unidos ha respondido con fuerza aumentando su apoyo a Taiwán. Beijing ha lanzado advertencias contra el continuo apoyo de la administración Biden a Taiwán, hace poco el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, amenazó a Estados Unidos con no seguir «jugando con fuego».

Editor: Song Yue
Reportero: Zhang Yuwen
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios