Policía se sorprende al encontrar a un par de niños dentro de un estanque “recogiendo basura”

0
351
(Cortesía del Departamento de Policía de Fishers)

Durante una hermosa tarde de verano en Indiana, el sargento Rodríguez de la policía de Fishers estaba en el barrio de The Bristols el 29 de julio, cuando vio a un par de niños que parecían en problemas.

Dos chicos estaban al borde de un estanque y, como policía de servicio, Rodríguez se preocupó por la posibilidad de que cayeran al agua. Desde la carretera, era difícil distinguir lo que estaban haciendo.

Los chicos no actuaban con temor, pero parecía que estaban entrando al estanque.

Un estanque en The Bristols en Fishers, Indiana. (Captura de pantalla/Google Maps)

Rodríguez detuvo su vehículo, se bajó y se acercó para conversar con ellos. Se dio cuenta de que llevaban una gran bolsa blanca, con algo de peso, arrastrando por el suelo.

“Les pregunté: ‘Hola chicos, ¿qué están haciendo?’”. dijo Rodríguez a The Epoch Times.

La respuesta lo dejó asombrado.

“Y me dijeron: ‘Oh, estamos limpiando el estanque’, y di un paso atrás casi, como, ‘¿Qué?’”, dijo el oficial.

“Estamos limpiando el estanque; no queremos que los peces se mueran, porque nos gusta pescar aquí y estamos tratando de sacar toda la basura y los escombros, porque matarán a los peces”.

El policía se alegró.

(Cortesía del Departamento de Policía de Fishers)

Añadió: “Y uno de los chicos levantó la bolsa y tenían enormes sonrisas en sus rostros; y esto es una tarde de verano en Indiana, con muy buen tiempo y alrededor se ven niños en bicicleta, jugando en el parque. Estos dos chicos estaban ahí afuera recogiendo literalmente la basura”.

La admiración por los dos niños, de 6 y 7 años, que actuaban de forma tan madura cuidando su propio vecindario, lo invadió.

“Yo tengo hijos pequeños, y mientras más hablaba con ellos más me impresionaban estos chicos”, dijo Rodríguez. “Hacían algo que me gustaría que todos los padres inculcaran en sus hijos”.

Se enteró que vivían cerca, y sus padres finalmente se acercaron y dijeron que eran “muy buenos nadadores”, que no había nada de qué preocuparse.

(Cortesía del Departamento de Policía de Fishers)

El policía se tomó un selfie con los dos jóvenes, cuyas sonrisas le alegraron el día, mientras sostenían las bolsas de basura en la mano, frente al estanque.

El agente dirigió unas palabras a los padres de los chicos: “Solo quiero que sepan lo orgulloso que estoy de lo que están haciendo”.

“Llevo casi 12 años en la policía y en muy pocos casos he visto ese comportamiento en niños pequeños, esto fue muy especial”.

Rodríguez añadió: “Hay que dar crédito a quien se lo merece”.

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios