Republicanos exigen respuestas a secretario de Defensa sobre equipo militar de EE.UU. tomado por talibanes

0
147
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, habla con la prensa en el Pentágono en Washington el 18 de agosto de 2021. (Oliver Douliery/AFP vía Getty Images)

Dos de los principales republicanos del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes piden al Departamento de Defensa de Estados Unidos que explique sus planes para evitar que los talibanes afganos utilicen armas estadounidenses con valor de miles de millones de dólares.

“Como resultado directo de la mal planificada y ejecutada retirada de Estados Unidos de Afganistán por parte de la Administración Biden, los talibanes cuentan ahora con un importante arsenal de armamento de fabricación estadounidense. Y lo que es peor, parece que la Administración Biden no tiene ni idea de cuántas plataformas de combate armadas poseen y manejan ahora los talibanes”, escribieron los legisladores del GOP en una carta al secretario de Defensa Lloyd Austin.

La carta a Austin fue enviada por el congresista James Comer (R-Ky.), el principal republicano del comité y el congresista Glenn Grothman (R-Wis.), el miembro de mayor rango del subcomité de Seguridad Nacional, mientras las noticias documentan el gran número de armas y equipos militares estadounidenses que fueron incautados por el grupo terrorista cuando Estados Unidos y sus aliados se retiraron a principios de este mes.

Han circulado fotos de miembros talibanes sosteniendo carabinas M-4 y rifles M-16 estadounidenses en lugar de AK-47 o AKM. Otras imágenes y videos muestran a los talibanes rodeando helicópteros Black Hawk y aviones de ataque A-29 Super Tucano de Estados Unidos.

Comer y Grothman dicen estar preocupados por la incautación de equipos biométricos que pueden escanear el iris o las huellas dactilares para identificar a las personas, citando un artículo publicado por The Intercept la semana pasada. “Es probable que esta información se utilice para atacar a los aliados de Estados Unidos”, escribieron los dos legisladores.

El Departamento de Defensa no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la carta dirigida al secretario Austin.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo en una rueda de prensa el lunes: “No tengo un inventario exacto de los equipos que los afganos tenían a su disposición y que ahora podrían estar en riesgo. Obviamente, no queremos que ningún arma o sistema caiga en manos de personas que lo utilicen para perjudicar nuestros intereses o los de nuestros socios y aliados”, y añadió: “Pero no tengo ninguna solución política para ustedes hoy sobre cómo podríamos abordar eso en el futuro”.

Kirby continuó diciendo que algún equipo se retiró a partir de la Administración Trump y también durante la Administración Biden.

“Una gran cantidad de equipos, armas y recursos fueron retirados, incluso en los últimos años y meses de la administración anterior, ya que el presidente Trump decidió reducir la fuerza a 2500 personas. (…) Y luego, después de la decisión del presidente a mediados de abril de completar esta reducción, (…) una parte muy grande del retroceso fue la disposición de armas y equipos y sistemas y vehículos. Algunos fueron destruidos, otros fueron devueltos a casa, otros fueron redistribuidos en la región, y sí, algunos fueron entregados a los afganos. Y estamos trabajando en este momento para tratar de tener una mejor idea de cuánto sería, pero no tengo ninguna solución específica para usted en términos de lo que podemos o vamos a hacer en el futuro sobre esto”.

La Oficina del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán, creada por el Congreso en 2008, ha dicho que se gastaron unos 83,000 millones de dólares en el desarrollo y mantenimiento de la policía y el ejército afganos durante dos décadas. Entre 2003 y 2016, Estados Unidos transfirió a las fuerzas afganas casi 600,000 armas, 76,000 vehículos, 163,000 dispositivos de comunicación, 208 aviones y equipos de vigilancia y reconocimiento, según un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de 2017.

Entre 2017 y 2019, Estados Unidos proporcionó a las fuerzas del ejército afgano 4702 humvees, 2520 bombas, 1394 lanzagranadas, 20,040 granadas de mano y 7035 ametralladoras, señaló la Oficina del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán.

Comer y Grothman solicitan un recuento completo del equipo militar estadounidense, incluida una lista completa de todo el equipo militar estadounidense proporcionado a las Fuerzas de Seguridad Nacional afganas y la cantidad de equipo militar que ha sido retirado del servicio desde entonces, así como “documentos e información sobre los esfuerzos previstos o actuales para recapturar, destruir o retirar el equipo militar”.

“Nos queda la duda de si la Administración Biden tiene un plan para evitar que los talibanes utilicen nuestras armas contra Estados Unidos o sus aliados, o que las vendan a adversarios extranjeros, como China, Rusia, Irán o Corea del Norte”, escribieron.

POR: MASOOMA HAQ

Con información de Jack Phillips.

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios