¿Se propagó el virus antes de los Juegos mundiales Militares de Wuhan? No se sabe si el testigo clave está vivo o muerto

0
325
Jiang Chaoliang, ex secretario provincial del Partido de Hubei, a la izquierda y Ma Guoqiang, ex secretario municipal del Partido de Wuhan, a la derecha (Fuente: Internet)

Cada vez más expertos han pedido públicamente que realice un análisis exhaustivo e independiente del origen del virus del PCCh (Nuevo Coronavirus), como se hizo tras la catástrofe nuclear de Chernóbil. Algunos observadores creen que las autoridades comunistas chinas tenían el virus en sus manos mucho antes de los juegos militares de Wuhan de 2019, estaban dispuestas a propagar el virus y culpar a los militares estadounidenses por la propagación. Se hace responsable a Ma Guoqiang, ex secretario del Comité Municipal de Wuhan, pero hasta la fecha se desconoce su paradero.

Los Juegos Militares de Wuhan, abreviatura de los VII Juegos Mundiales Militares de la CISM, se inauguraron en Wuhan el 18 de octubre de 2019, con la participación de 9.308 militares de 109 países. Un mes antes de los Juegos, el 18 de septiembre de 2019, la Aduana de Wuhan realizó un ejercicio de respuesta a emergencias, que incluía un simulacro de cómo hacer frente a un «caso clínicamente diagnosticado de nuevo coronavirus» encontrado entre los pasajeros entrantes.

Como se mencionó en un artículo de la columna «Charlas nocturnas sobre Zhongnanhai» de Radio Free Asia el viernes (2 de julio), la noticia anterior fue publicada por el medio de comunicación oficial de Hubei Chutian Metropolis Daily en la primera página el 18 de septiembre de 2019, pero vale la pena señalar que durante el período comprendido entre diciembre de 2019 y principios de enero de 2020, cuando la epidemia se extendió gradualmente en Wuhan, el Partido Comunista chino oficial ha estado utilizando la frase «neumonía inexplicable». No fue hasta el 7 de enero de 2020 cuando se anunció por primera vez que «el equipo de expertos concluyó que el patógeno del caso de neumonía viral inexplicable se determinó tentativamente como un nuevo coronavirus».

El artículo dice que ahora, ante la creciente presión política y diplomática de todo el mundo para que se investigue a fondo si el virus se originó en el laboratorio, una de las preocupaciones específicas de la administración de Xi Jinping es cómo explicar al mundo exterior del simulacro montado por las autoridades de Hubei y Wuhan incluso antes de los Juegos Militares de Wuhan en otoño de 2019 de una supuesta «eliminación de emergencia» para evitar que los atletas extranjeros entren con el «nuevo coronavirus» a Wuhan. Ma Guoqiang, el entonces Secretario del Partido de Wuhan, fue el comandante en jefe de este simulacro de «emergencia».

Según este artículo de «charlando en la noche sobre Zhongnanhai», el informe sobre el simulacro de emergencia realizado por la Aduana de Wuhan sobre el «caso clínicamente diagnosticado de nuevo coronavirus» muestra que ya el 17 de septiembre de 2019, el entonces secretario del Comité Provincial de Hubei del PCCh, el gobernador provincial y el secretario y el alcalde de la ciudad de Wuhan, estas cuatros personas ya tenían muy claro: en primer lugar, qué es «nuevo coronavirus»; segundo lugar, la peligrosidad y lo dañino del «nuevo coronavirus».

Según el artículo, lo más extraño es que hasta la fecha no se sabe el paradero de Ma Guoqiang ni si se encuentra aún con vida. Ya ha pasado un año y cuatro meses desde febrero de 2020, cuando se anunció la destitución del ex secretario del Comité Municipal de Wuhan.

Según la web de la Organización Mundial de la Salud, la información oficial del PCCh dice que el primer caso apareció el 8 de diciembre de 2019. Pero cada vez hay más información que sugiere que el virus del PCCh comenzó a propagarse en China mucho antes.

El Frankfurter Allgemeine Zeitung informó en el mes de mayo del año pasado que Matteo Tagliariol, esgrimista italiano y antiguo campeón olímpico, reveló que había desarrollado síntomas típicos de la neumonía del nuevo corona virus durante su participación en los juegos militares de Wuhan y tras regresar a Italia.

Según el programa de radio Free Asia «charlando en la noche sobre Zhongnanhai», antes de los Juegos de Wuhan, las autoridades chinas ya se habían enterado de que el nuevo coronavirus se había fugado desde los laboratorios de Wuhan y había empezado a propagarse esporádicamente en la zona de Wuhan, por lo que organizaron públicamente una «respuesta de emergencia» para evitar que los militares extranjeros entraran en el país con el «nuevo coronavirus». «Más tarde, dieron instrucciones a Zhao Lijian utilizando la posición de portavoz del Gobierno Central chino, para inculpar a los militares estadounidenses.

En marzo del año pasado, Zhao Lijian, antiguo portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh, tuiteó que «el nuevo coronavirus podría proceder del ejército estadounidense», lo que provocó las protestas del Departamento de Estado de EE.UU. y la indignación de la opinión pública mundial.

Ahora aumentan las peticiones para que se investigue la supuesta fuga del laboratorio de virus del PCCh.

Hace unos días, 31 científicos publicaron una carta abierta conjunta en la que pedían una investigación completa sobre el origen del virus, con la esperanza de que China cooperara, pero si el gobierno de Beijing se negaba a cooperar, los países deberían buscar una «segunda vía» y realizar una investigación de rastreo en coordinación con otras organizaciones y mecanismos.

En un artículo publicado por la Deutsche Welle el viernes, varios científicos afirmaron que era poco probable que una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la trazabilidad del virus encontrara respuestas creíbles, dadas las tensiones políticas entre China y Estados Unidos. Se necesita un análisis más amplio e independiente, como el que se llevó a cabo tras el desastre nuclear de Chernóbil en 1986.

Editor: Yuan Mingqing
Reportero: Han Mei
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios