Último avión militar de EE. UU. sale de Afganistán, poniendo fin a la guerra de 20 años: General

0
168
Las tropas estadounidenses caminan por la pista para abordar un avión de la Fuerza Aérea de los EE. UU. en el aeropuerto de Kabul, Afganistán, el 30 de agosto de 2021. (Aamir Qureshi/AFP a través de Getty Images)

Estados Unidos puso fin oficialmente a su presencia militar con el último vuelo militar estadounidense fuera de Kabul, concluyendo 20 años de participación estadounidense en Afganistán tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El jefe del Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM), el general Frank McKenzie, dijo durante un discurso televisado que el último avión militar C-17 despejó el espacio aéreo afgano luego de despegar alrededor de las 3:29 p.m. ET el lunes. Esto ocurrió horas antes de la fecha límite del martes del presidente Joe Biden para cerrar el puente aéreo final.

“Estoy aquí para anunciar la finalización de nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión militar para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países, y afganos vulnerables”, dijo el lunes por la tarde.

Todavía hay estadounidenses que permanecen en Afganistán “en los pocos cientos”, dijo McKenzie en respuesta a la pregunta de un periodista, y agregó que el ejército y el Departamento de Estado trabajarán para evacuar a esas personas. Un portavoz del Pentágono dijo más temprano el lunes que todavía quedan alrededor de 600 en el país.

“No sacamos a todos los que queríamos sacar”, dijo el general, y agregó que es una “situación difícil”.

La retirada de Estados Unidos de Afganistán terminó con una evacuación apresurada que extrajo a más de 100,000 personas desde el 14 de agosto cuando los talibanes tomaron Kabul luego de una ofensiva militar devastadora que duró solo unos pocos días. La semana pasada, los terroristas de ISIS llevaron a cabo un bombardeo en el aeropuerto de Kabul, matando a decenas de civiles afganos y 13 soldados estadounidenses.

TOPSHOT – Taliban Fateh fighters (L), a «special forces» unit, stand guard along with other fighters on a street in Kabul on August 29, 2021, as suicide bomb threats hung over the final phase of the US military’s airlift operation from Kabul, with President Joe Biden warning another attack was highly likely before the evacuations end. (Photo by Aamir QURESHI / AFP) (Photo by AAMIR QURESHI/AFP via Getty Images)

Biden ahora enfrenta el rechazo en su país y en el extranjero, no tanto por poner fin a la guerra sino por su manejo de una evacuación final que se desarrolló en el caos y generó dudas sobre la credibilidad de Estados Unidos. Biden ha defendido repetidamente el manejo de la evacuación por parte de su administración, aunque él y otros funcionarios de la administración proporcionaron detalles contradictorios sobre la situación en el terreno en Kabul.

También se plantearon cuestionamientos sobre los informes de inteligencia utilizados por el Pentágono y los principales líderes militares sobre la velocidad a la que los talibanes se apoderaron del país y la caída del gobierno y el ejército afganos respaldados por Estados Unidos. El jefe del Pentágono, Lloyd Austin, y otros generales dijeron que no recibieron información de inteligencia que sugiriera que el gobierno del país colapsaría en solo 11 días ante los talibanes, designados por algunas agencias federales como grupo terrorista.

Mientras tanto, la administración fue criticada por los miles de millones de dólares en armas, vehículos, aviones y otros equipos estadounidenses que fueron incautados por los talibanes.

La salida final de Estados Unidos incluyó la retirada de sus diplomáticos, aunque el Departamento de Estado ha dejado abierta la posibilidad de retomar algún nivel de diplomacia con los talibanes dependiendo de cómo se comporten al establecer un gobierno y adherirse a las peticiones internacionales de protección de los derechos humanos.

Anteriormente, la administración Trump negoció con los talibanes durante meses, fijando una fecha de retiro para el 1 de mayo. Biden retrasó la fecha de retiro para que coincidiera con el aniversario del ataque terrorista del 11 de septiembre.

El grupo terrorista ISIS plantea una nueva amenaza por la retirada afgana y la toma de posesión de los talibanes. Cuando los talibanes tomaron el poder, sus miembros liberaron a numerosos miembros de ISIS de las cárceles de todo el país.

McKenzie tomó nota de la amenaza planteada por ISIS y dijo que los talibanes–enemigos de ISIS–ahora tendrán que lidiar con el grupo.

POR: JACK PHILLIPS

Con información del Associated Press.

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios